domingo, 11 de marzo de 2012

Dios dame paciencia


Leyendo un tweet recientemente, me encontré con esta suplica, “Señor, dame paciencia”. Me impresiono observar que algo que muchas personas hacen rutinariamente tiene una profunda implicación en la vida cotidiana. Las religiones han sido parte fundamental, estructural de las culturas, bien sea por su presencia o ausencia. Cuando las personas suplican, oran, rezan, usualmente sienten una conexión con una esencia divina, una fuerza poderosa, la cual sin espacio para la explicación lógica, sino basada en la fe, genera una energía nueva, una revitalización y unos deseos de seguir trasegando algunos senderos, que generalmente están plagados de dificultades.
Es importante y muy respetuoso reconocer esos elementos religiosos o dogmáticos que cada quien utiliza para su bienestar.
Ahora bien, que tal si hacemos el ejercicio, partiendo de la base de que Dios, es bueno, misericordioso, escucha y no abandona a quienes le siguen, le alaban y le obedecen como se describe en la mayoría de las religiones, de hecho esta dentro de todos nosotros.
Al tener a Dios dentro de nosotros, podremos escucharlo mejor cuando nos invita a no decaer, a tener paciencia, a creer en nuestros talentos. En general tener a Dios adentro es una idea complicada porque significa romper con muchos paradigmas enseñados desde muy pequeños. Como decíamos antes, las religiones han sido parte estructural del desarrollo de las sociedades, han ayudado a controlar instintos por medio del temor, han ayudado a gobernar por medio de la enseñanza del apego a la pobreza. Pero también en muchos casos han ayudado a muchas comunidades a enseñar un mensaje de respeto y amor por el prójimo, así muchos jerarcas no lo demuestren con hechos propios.  Pero eso es secundario.
De todas maneras, al retomar el concepto de traer a Dios como una fuerza viviente dentro de nuestro ser, podremos tener  ventaja de escucharle frases de motivación intrínseca, de oírle gritar, no te rindas, tu puedes, podremos ser capaces de desarrollar proyectos de vida mas interesantes, donde los temores por los demás pasaran a un segundo plano porque estaremos mas pendientes de hacer algo provechoso, bueno con nuestras vidas.
Cuando Dios esta dentro de ti, asegurate de entender que tu puedes controlar algunos elementos alrededor de tu vida, para los demás ten la seguridad de que hiciste tu mejor esfuerzo y de que el Dios de la vida que mora en tu interior, que tu le ofreciste tu corazón para morar en el hará todo lo posible para que las cosas resulten bien, o sea en armonía con la naturaleza.
Deja las preocupaciones, los afanes, el stress a un lado, concentrate en escuchar a Dios dentro de ti a cada momento, Vive intensamente por que ese es el deseo de Dios, al menos yo decidí creerlo así y te invito a hacer lo mismo, con todo respeto.     

No hay comentarios:

Publicar un comentario